Archivo | Gastrobares RSS feed for this section

Nuevo gastrobar en La Sequieta

29 Ago

CAMÍ VELL DE TORRENT, 28

 ALAQUAS, VALENCIA

 96 150 00 27

Precio medio: 25 en el gastrobar  40 en el restaurante

Sebastián Romero

Sebastián Romero barruntaba desde hace tiempo la idea de abrir La Sequieta al público más informal. Según dice él, antes de que los cocineros más mediáticos inauguraran sus grastrobares. Éste verano dio el paso y decidió dividir el restaurante en dos ambientes. Uno dedicado al tapeo y otro que conserva el espíritu original de La Sequieta. No es éste el único cambio. Su hermano José, ha abandonado la casa. Ahora es el propio Sebastián quien dirige la sala. Su presencia hace que el restaurante tenga una aire más personal y una atención más cálida. También la reforma le ha sentado bien. El comedor de La Sequieta era demasiado grande y quedaba un tanto desangelado. Al dividir el espacio en dos, lo que ahora es el comedor gastronómico resulta mucho más acogedor. La apertura del gastrobar ha dado más vida a la casa. Si antes estaba cerrado a las comidas de negocios y celebraciones especiales, ahora queda abierto a más gente, con distintos presupuesto y pretensiones.  En resumen, este cambio le ha sentado muy bien a la Sequieta, enhorabuena a Sebas por su decisión.

 

Nuevo gastrobar de La Sequieta


Comedor del restaurante

El menú gastronómico sigue en la misma línea que hasta ahora, aunque la carta es un poco más reducida. Por eso esta vez quisimos centrarnos en el menú del gastrobar. El nivel de calidad es bastante bueno. Faltaría más. Para un cocinero acostrumbrado a platos sofisticados y complejos enfrentarse al tapeo debe ser un juego de niños.

Ensaladilla rosa

Una ensaladilla tradicional con la única “sorpresa” de que incorpora remolacha que le da mucho color y algo de sabor.

 

Boquerones con frambuesa

 

Buñuelos de bacalao

Aunque hay algún toque con cierta originalidad la mayoría de los platos se centran en recetas de toda la vida.

Clóchinas en escabeche de zanahoria

Un falso escabeche porque, en realidad, las clóchinas se abren al vapor para dejarlas caer en el escabeche de zanahoria. Un buen plato en cualquier caso.

Canyaeta valenciana

Este guiso de garrofón se anuncia como si fuera un plato tradicional valenciano. Nosotros, la verdad, no lo conocíamos. Rico pero demasiado picante para comer toda una ración.

Pepito

El mejor pepito de la provincia. Sebastián ya lo servía en el restaurante y hace bien en ofrecerlo ahora también en el gastrobar. Es crujiente, fino y sabroso.

Hamburguesa de rabo de toro

Acierto en el marcado en plancha de la hamburguesa y también en la cocción del pan, que se termina al momento y queda crujiente como pocos.

Comer en el gastrobar sale por  16  euros (6 tapas más postre). Más que recomendable si tenemos en cuenta la calidad y la nueva ambientación. lo dicho, un acierto.

Bocado, nuevo local del Grupo Balaguer

8 Jul

PASEO ALAMEDA, 1

46010 VALENCIA

TF. 963892084

Precio medio: 20 a 50 euros.

COMEDOR EXTERIOR

COMEDOR INTERIOR

El principio de la crisis llevó al cierre a un buen puñado de restaurantes. Generalmente eran negocios regentados por profesionales que poco o nada tenían que ver con la restauración. Constructores, médicos, abogados…Gente inquieta con dos duros en el bolsillo que acudieron al sector creyendo que una comida de 50 euros deja un beneficio de 45. Pronto se percataron de su ignorancia y aprendieron que un martes por la noche es fácil hacer un cero, pero tienes que mantener al personal en cocina, que los manteles se cambian con más frecuencia de la deseada, que las copas se rompen, el genero se estropea…Los profesionales de toda la vida, sin embargo, aguantaron esos primeros años de crisis. En primer lugar porque, después de décadas de trabajo, han fidelizado una clientela que, aunque ahora acuda con menos frecuencia y bolsillo que antes, no los ha olvidado. En segundo lugar porque son mejores gestores y saben como adaptar el negocio a tiempos duros. En tercer lugar porque ellos sudan la camiseta y están dispuestos a trabajar más, mejor y a precios más justos. Este grupo de profesionales de siempre están protagonizando una nueva oleada de aperturas en la ciudad. Sin cerrar sus restaurantes, buscan el cliente actual en nuevos locales con una oferta más informal y económica. Así lo han visto Pedro y Óscar  Machancoses. Su nombre no es familiar, pero si decimos que son hijos de la afamada Casa Balaguer nos situaremos mejor. Casa Balaguer sigue abierta y a su cargo, pero además han abierto este bar de calidad. No juega a gastrobar porque no carece de esa pretenciosidad que caracteriza a los gastrobares. Pedro y Óscar proponen este bar sin pretensiones, con una carta sencilla que, excepto en un par de cositas, no busca la sorpresa ni el trampantojo. Ensaladas, gambas en gabardina, patatas bravas, ensaladilla, ajoarriero…Tapas  conocidas que nos dan la oportunidad de picar algo sin gastar demasiado. Si queremos…Porque si andamos espléndidos podemos lanzarnos por un plato de jamón Joselito, una merluza de pincho o un rodaballo. La carta de vinos es escueta, pero bien escogida, y, lo mejor de todo, a precios muy económicos. Por el momento el local es un poco ruidoso, pero los propietarios prometen solucionarlo en un par de semanas con unas pantallas acústicas que mitigarán la reverberación.

GAMBAS EN GABARDINA

GAZPACHO HELADO

ENSALADA DE PULPO Y PATO

LASAÑA DE RABO DE TORO, GAMBA Y FOIE

DADOS DE EMPERADOR

TIRAMISÚ

Coloniales Huerta

16 Jun

NINGÚN CHEF SIN SU GASTROBAR¡¡¡¡¡¡

Ese parece ser el eslogan que corre entre los restaurantes creativos valencianos.  El que no tiene ya su gastrobar, anda buscando local donde inaugurarlo. Hacen bien. El cliente de hoy prefiere un tapeo de calidad a un largo menú degustación. No es que hayan cambiado los gustos, es que han cambiado los bolsillos. Pero no nos engañemos. La cocina con mayúsculas, la del producto excelso, las cocciones precisas  y las técnicas de vanguardia no puede reproducirse en un menú de seis tapas por veinte euros. Javier Andrés Salvador también se ha apuntado a la tendencia de complementar sus restaurantes de altura  (La Sucursal y  Vertical) con una opción más informal. Pero él, un tipo inteligente y culto como pocos, ha escogido muy bien la propuesta. Abre en lo que durante tiempo fue Tomás Huerta, un ultramarinos de tradición  y prestigio. Lanza con ello un mensaje claro: el producto, con más o menos adornos, será la estrella de la casa. El local ha sufrido una reforma importante, pero mantiene las esencia y la estética del antiguo colmado. Sensibilidad y gusto de la mano de Carmen Baselga (una interiorista de la que oiremos hablar en el futuro).

El local inauguró el pasado lunes, de modo que los platos no están todavía perfectamente definidos. Lo que sí está claro es la propuesta de la casa: un menú a mediodía de cinco tapas más arroz y postres por 14 euros, que se completará con algún plato más por la noche y subirá hasta 22 euros.

La vitrina funciona a modo de carta. De allí uno puede pedir lo que le plazca, como este plato de jamón de Castro y González (uno de los mejores productores de Guijuelo).

jamón de Castro y González

La creatividad no es el leitmotiv del local, pero las tapas siempre tendrán  un puntito de gracia.

tartar de atún
presa ibérica

De la sumillería se encarga Kena Guerrero, a quien vemos aliñando una ensalada en coctelera…

La mayoría de las opciones son cosas sencillas.

pan cristal con queso brie, tomate y mojama

Los Tramezzino son unos panes de molde italianos que aquí nos  ofrecen con sobrasada, queso manchego puré de olivas negras.

tramezzino con sobrasada, queso manchego y mojama

La cocina correrá a cargo de Tasus Tologlou. Un griego que, según Jorge Bretón, es uno de los mejores arroceros de Valencia, aunque de momento no hay arroces y el plato principal se sustituye por una carrillera cocinada a baja temperatura con su reducción, calabaza y milhojas de batata.

carrillera con mil hojas de batata

En la zona dulce, reservada para la venta de bombones y otras locuras golosas, Javier permite tomar copas hasta horas poco recomendables.

zona dulce de la tienda

Coloniales Huerta está dando sus primeros pasos, pero promete ser un punto de encuentro para los Gourmets de la ciudad. Lo seguiremos de cerca.

equipo de Coloniales Huerta

Coloniales Huerta. Maestro Gozalbo, 13. Tel 963 954 693