Zumo de tomate, ese líquido sospechoso

23 Jun

¿Por qué en el restaurante más elegante de la ciudad ponen el mismo zumo de tomate que en el bar de yonkis que hay en la esquina de mi casa? El primero lo sirve en mantel de lino, con vaso de diseño y preparado con esmero por un sumiller de altura. El segundo  te lo da en el propio envase porque su clientela es poco dada a los formalismos y muy fan del “take away”. El primero utiliza sal de escamas, pimienta recién molida y el mejor aceite. El segundo no lo aliña porque ni sabe, ni quiere. Pero los dos utilizan el mismo y horroroso zumo de bote. De la misma marca y comprado al mismo precio. Tiene una textura gelatinosa y un sabor a tomate frito muy poco agradable. ¿Por qué  restaurantes que presumen de hacer su propio pan no se toman la molestia de preparar un zumo de tomate natural?

Anuncios

Una respuesta to “Zumo de tomate, ese líquido sospechoso”

  1. Angela Sabio 23 junio, 2011 a 10:30 #

    Tienes mas razón que un Santo, jejeje
    Si el zumo fuera mejor yo me pediría un Bloody Mary de vez en cuando!

Participa

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: